Uzbekistán

Experto
Sadir Khalilov

Decir de un sitio que es un cruce de caminos es un “lugar común” que se debe evitar, porque por cualquier punto del planeta han transitado gentes de todo tipo. No hay lugar que no sea un cruce de caminos. Pero no podemos resistirnos a emplear esta expresión respecto a Uzbekistán, punto neurálgico de la Ruta de la Seda que ha visto pasar por sus tierras a insignes personajes históricos como Alejandro Magno, Marco Polo, Ibn Battuta o Tamerlán. Alejado de los océanos por cientos de kilómetros, es un mar de arena salpicado por ciudades oasis como las majestuosas Samarcanda, Bujará y Jiva, cuyos monumentos hablan de su pasado apogeo como centros comerciales. En el plano práctico, no se puede despreciar la seguridad que existe para el viajero y que puedas cruza el país a bordo de un tren de alta velocidad (de marca Talgo).