Hotel The Oyster Box

Durban
Experto
Nuño Aguirre

El hotel se sitúa frente a la playa de Umhlanga, flanqueada por un faro que por la noche parpadea para que no se pierdan los barcos por las bravas aguas del Índico. De atmósfera colonial, se impregna de superficies de mármol y nos refresca con sus ventiladores de techo.

Como el faro, los textiles son en rojo y blanco y abundan los arreglos florales, en particular de rosas. Entre toda esta primorosa disposición, sorprenden por provocativos los cuadros del artista zulú Sibusiso Duma, quien pinta a su madre jugando al fútbol.

La piscina frente al mar es una delicia y las habitaciones, o miran hacia allá o hacia el jardín. Las playas de los alrededores, como Umdloti y La Lucia, son perfectas para ver delfines, el surf y el buceo. El centro de Durban se encuentra a 20 minutos en coche, mientras que el aeropuerto está a solo 17.