Eurostars Excelsior Nápoles

Nápoles
Experta
Arianna Braschi

Es uno de los “grandes hoteles” que sobreviven en Nápoles, al que se ha sometido a una profunda reforma pero sin por ello perder la atmósfera ‘belle époque’ tan decadente de este tipo de alojamientos (y que tanto nos gusta). Innumerables estrellas de cine, aristócratas y celebridades se han alojado aquí a lo largo de su dilatada trayectoria.

Pisos de mármol, candelabros de Murano, grandes escaleras, telas opulentas y una mezcla de muebles antiguos y modernos decoran este gran escenario, donde ninguna de sus 130 habitaciones es igual a otra. Nos quedamos con las de los dos pisos superiores, con una pequeña terraza o al menos con las que dan al mar.

Su genial ubicación en esquina junto al mar brinda vistas hacia el Vesubio o hacia el Castel dell’Ovo. El largo Lungomare (paseo marítimo), lleno de restaurantes y bares, está literalmente a la vuelta de la esquina, mientras que la Piazza del Plebiscito y el Palazzo Reale se encuentran a 10 minutos a pie.