Círculo de Oro y Costa Sur

Reikiavik, Hveragerdi, Vik y Myrdal, PN Thingvellir

Experta
Almudena Borda

Islandia es un planeta de otra galaxia, un escenario propio de alienígenas, donde las sorpresas geográficas se suceden una detrás de otra. Con tiempo, lánzate a descubrir la isla entera en un viaje de 8 a 10 días. Si dispones de no más de 5, pon el foco en el Circulo de Oro y la Costa Sur, a poca distancia de Reikiavik, con la comodidad que da una conducción a tu aire sin grandes desplazamientos.

El mote “dorado” de la primera zona se debe a Gullfoss, “la cascada ídem”, con su doble salto de agua entre roca volcánica, que a punto estuvo de ser domado por una central hodroeléctrica. También te fascinará Geysir, área geotermal que da nombre al fenómeno del géiser, que cada 6 minutos expulsa una columna de agua de hasta 30 metros de altura. Así como el parque nacional de Thingvellir, que marca la separación entre las placas tectónicas de Norteamérica y Eurasia ni más ni menos. Fue además donde unos muy demócratas vikingos, en el año 930, fundaron su propio parlamento, antes que casi todo el mundo. La iglesia más antigua del país, con su particular arquitectura de madera, también se levanta aquí.

Entre unas explicaciones y otras habrás salido hecho un pequeño geólogo, con ganas de saber más sobre las entrañas de nuestro misterioso planeta. Y nada mejor para ampliar la lección que continuar, entre fértiles tierras de cultivo, hacia la costa sur, donde se suceden cascadas de ecos mitológicos, playas de arena negra y enormes glaciares, en concreto el más grande Europa. Entre medias encontrarás pintorescos pueblos pesqueros, como Vik y Myrdal, y senderos para el recuerdo, como la ruta de los tres faros, que te deja al borde de acantilados de vértigo. Los mariscos y las reconfortantes sopas nos reconfortarán al final del día.

Viajes 100% a medida
5 días
Desde 1.300 €*
Reikiavik
Mejor época: mayo-septiembre
* Según el criterio de nuestro experto. Vuelos excluidos.